Campeones y aspectos en oferta: La nieve cegadora

Por Swain

  • Fuera, la nieve agitada ruge con la ferocidad del viento invernal. Soy Swain Frente Norte y ahora, en este instante, estoy atrapado en esta tienda mientras la tormenta se desata a mi alrededor, sin arrepentimientos. Por suerte me compré un par de prismáticos hextech en un puesto de un mercado zaunita, además de algunas pieles del norte muy cálidas. 375 RP




  • Warwick Hiena avanza por la tundra, moviendo la lengua y agitando la cola, persiguiendo una forma que no logro distinguir. Se detiene y olfatea el aire, la sombra vacila y muestra los colmillos, sus ojos parecen dagas para las Élite Carmesí, apuñalando la superficie cegadora de nieve. 487 RP




  • Ya la veo, es Orianna Gótica la que se aleja corriendo de la bestia derribada, su mecánica oscura se fusiona con las sombras dispersadas por la fuerza impulsora de un vendaval invernal. Qué criatura más extraña, y con tanto potencial desaprovechado. Me pregunto si sería capaz de ser en cierto modo, más maleable, si pudiera sugerir una profesión, le enseñaría una última lección. 260 RP




  • El cazador y su presa no son los únicos que se han visto atrapados por el hielo. Galio también está lejos de casa. Su aterradora contención es oprimente, se envuelve con las alas para protegerse del frío. Recuerdo perfectamente la última vez que vi a este peligroso guardián, fue a la hora más lóbrega cuando la oscuridad y la palidez funeraria proyectan sombras alargadas en el suelo. 440 RP




  • Con un palmetazo explosivo y repentino, Blitzcrank se agarra a mi tienda que se abre. Puede que sea un gran gólem de vapor, pero oigo como se lamenta en la tormenta, parece solo y ambulante, perdido y aislado desde hace tiempo. 395 RP




  • Los aullidos comienzan a mitigarse y el rugido del invierno está en sus últimos estertores, de detrás del gólem emana un aroma a oso. Tanto la estrategia como la suerte tuvieron que ver en que no me pillara desprevenido, pero ahora saldré rápido, en vez de enfrentarme a Volibear. 487 RP





El sol comienza a salir, un brillo cálido distribuido en rayos, pero no puedo quedarme atrás para enfrentarme a tal enemigo en esos bancos de nieve tan profundos. Con suerte, seguiremos corriendo del 16 de abril al 19 de abril, pero puede que luego sea mejor continuar, no sé si me entendéis. Y este lecho blanco que cubre la tierra, de costa a costa, no volverá a levantarse jamás.

Comenta la noticia en esta conversación


5 years ago